Bancos de cerámica y escudos de la Plaza de España de Sevilla: Lugo

mural-lugo

El mural de azulejos de Lugo, situado en la Plaza de España de Sevilla, representa la toma de lugo por Alfonso I de Asturias en el año 755.

La ciudad de Lugo, y con ella, toda Galicia y el Norte de Portugal fue conquistada en el año 740 por Alfonso I de Asturias, ‘El Católico’, aprovechando las divisiones internas del gobierno musulmán.

El rey Alfonso, yerno de Don Pelayo e hijo del marqués de Cantabria, tenía un sistema de conquista verdaderamente sangriento: en cada pueblo o ciudad conquistada ejecutaba a todos los moros y enviaba a zonas más seguras del norte a los cristianos.

Esta actitud, provocó que durante más de cien años, la franja de terreno comprendida entre el río Duero y la cordillera Cantábrica estuviera despoblada, constituyendo lo que se conoció con el nombre de “Desierto del Duero“.

Escudo de Lugo

En el escudo de la ciudad de Lugo figura, campo de azur, una torre donjonada de plata, aclarada y terrasada de gules, acostado de dos leones afrontados y rampantes contra la torre, de oro, acompañada de un cáliz de oro, sumado de la Sagrada Forma de plata, radiante de oro, y acostado de dos ángeles en adoración afrontados, de plata, sobre sendas nubes del mismo metal y una bordura en la que figura el lema de la ciudad —”HOC HIC MYSTERIUM FIDEI FIRMITER PROFITEMUR” (Aquí, con fe firme, confesamos este misterio)— en letras de sable. Al timbre, una corona de marqués, compuesta por un cerco de metal precioso y pedrería decorado con cinco florones. Los florones están situados sobre puntas elaboradas con el mismo metal que la base.

sin comentarios
¡Te esperamos en nuestro Facebook!
Haz clic en Me Gusta para conocer todas nuestras novedades: