Consejos para limpiar los azulejos

 

Hispalceramica

Los azulejos son los reyes de las cocinas y los baños, y es que es rara la casa que no cuenta con ellos en alguna de estas habitaciones. Su función aislante y protectora de paredes, así como la posibilidad de limpiarlos, algo que no podemos hacer sobre la pintura, los hace indiscutibles en estos lugares.

Aunque su limpieza es muy sencilla, no siempre los resultados acompañan. Y es que el paso del tiempo, unido a factores como la acumulación diaria de grasa dificultan en muchas ocasiones que éstos vuelvan a quedar relucientes.

Vamos a aprender un par de remedios caseros que nos van a ayudar a que esta tarea tenga un buen final. Sustancias tan normales de tener por casa como el vinagre o el amoniaco van a facilitarnos la labor de devolver el brillo y limpieza total a nuestros azulejos.

Cómo limpiar los azulejos

Agua y vinagre: Vertemos agua y un buen chorro de vinagre (medio vasito) en un recipiente. Removemos y con la ayuda de un trozo de papel de periódico empapado en el líquido, vamos limpiando los azulejos.

Finalizamos la tarea pasando un paño humedecido en agua, para retirar cualquier resto y olor de vinagre que pudiese quedar.

Agua y amoniaco: Igual que el anterior, pero sustituyendo el vinagre por amoniaco. Sus resultados son muy similares, podemos elegir la versión que más nos guste.

Consejos para taladrar sobre azulejos

Conviene marcar con un punzón el sitio donde se ha de taladrar el azulejo y luego cruzar sobre él dos trozos de cinta de carrocero, para que la broca no resbale.

Hispalceramica

Realizar orificios sobre el alicatado de una pared es una tarea que, pese a no ser difícil, puede presentar inconvenientes si no se toman algunas precauciones mínimas. Este artículo reseña varios consejos para taladrar sobre azulejos y la importancia del uso de la cinta de carrocero y de brocas de widia en esta labor. Menciona también la alternativa de una herramienta especializada: el fijador de brocas.

Precauciones para taladrar sobre azulejos

Taladrar sobre azulejos es una tarea que, sin ser demasiado difícil, puede acarrear dolores de cabeza si no se toman las precauciones correspondientes. El principal escollo al que enfrentarse son las características de la superficie del alicatado: muy lisa, dura y frágil. Esto puede hacer que cueste realizar el orificio en el lugar preciso o, peor aún, quebrar el azulejo, en cuyo caso no habrá más remedio que reemplazarlo. A continuación, se dan una serie de consejos para evitar que esto suceda.

El primer paso es definir dónde se ha de realizar el agujero. Hay que evitar las junturas. Cuanto más cerca del centro del azulejo, mejor, ya que la zona central es la que mayor resistencia ofrece. Si se realiza un orificio en la juntura de dos (o más) azulejos, lo más probable es que al menos uno de ellos se agriete.

Otra precaución que hay que tomar, no menos importante, tiene que ver con asegurarse de que en la pared que se ha de perforar no hay tuberías ni otras conexiones internas que puedan resultar dañadas por el taladro. Para comprobarlo, se pueden consultar los planos de la casa o, mejor aún, emplear un detector de cables y cañerías.

Una vez definido el sitio exacto, conviene señalarlo primero con un rotulador y luego hacer sobre él una pequeña marca con un punzón y un martillo. Conviene ser muy cuidadoso al efectuar esta señal (muy pequeña, que apenas levante el esmalte), ya que un exceso de fuerza también podría dañar todo el azulejo. Ese punto será la guía para que la punta de la broca no se mueva y el agujero quede en el lugar deseado.

Cinta de carrocero y brocas de widia

El siguiente paso es pegar dos trozos de cinta de carrocero cruzados sobre el azulejo, de tal modo que la intersección entre ambos pedazos de cinta quede justo sobre la marca del orificio. Este material proporcionará estabilidad a la broca y evitará posibles desvíos una vez que se ha comenzado con la tarea de taladrar.

Antes de coger el taladro, es aconsejable coger un papel, plegarlo hasta formar un sobre o "bolsillo" y pegarlo (se puede usar la misma cinta de carrocero) justo debajo de donde ha de realizarse el agujero. De esta manera, la mayor parte del polvo desprendido de la pared irá a parar allí y facilitará el trabajo de limpieza posterior.

Y en el momento de coger el taladro, hay que tomar dos precauciones. La primera es emplear una broca de un material muy duro llamado widia (nombre coloquial con el que se conoce al carburo de wolframio o de tungsteno, y que deriva de la expresión alemana "Wie Diamant", es decir, "como el diamante"). Y la segunda, utilizar el taladro en modo normal y no en percusión, ya que el uso en este último podría provocar la rotura del azulejo.

Como recomendación, no deberían realizarse agujeros en el alicatado con una broca de un diámetro superior a 6 milímetros. En el caso de que se necesite un orificio más grande, existe la alternativa de taladrar primero con la broca de 6 milímetros y luego agrandar el diámetro con una broca mayor.

Uso del fijador de brocas para taladrar

Existe una herramienta diseñada específicamente para taladrar sobre azulejos: el fijador de brocas. Su uso no está muy difundido, pero resulta muy útil. Es una pieza plástica cuya forma recuerda al tambor de un revólver, con agujeros circulares de distintos diámetros, para que se adapten a una gran variedad de tamaños de brocas. En uno de sus extremos, el fijador posee una goma que, al presionarla contra el azulejo, produce un efecto ventosa y lo adhiere a la pared.

Aunque se utilice el fijador de brocas, sigue siendo necesario marcar con un punzón el sitio exacto donde se ha de taladrar. Pero luego ya no hace falta usar la cinta de carrocero, ya que el fijador suple sus funciones.

Consejos para colocar azulejos en el baño de casa

Lo más importante que se debe saber acerca de cómo colocar azulejos es que la superficie de la pared necesita ser áspera pero bien nivelada y uniforme.

Hispalceramica

La premisa para colocar azulejos en el baño de forma correcta es, primeramente, hacer todas las mediciones del ancho por el alto de cada pared restándole la parte de las puertas y las ventanas; también se recomienda agregarle al anterior resultado un metro cuadrado más de material para poder tener un margen de error mínimo. Además, es necesario arreglar los remates que estén defectuosos para que los azulejos se adhieran a la superficie de manera perfecta.

Pasos a seguir

Como primera medida lo más importante es tapar todos los agujeros y grietas con cemento y arena que son elementos mucho más resistentes a la humedad típica en lugares como el baño. Como generalmente hay que cortar algunos azulejos para que se adapten perfectamente en la pared, lo que se debe hacer es empezar siempre por la parte más visible de este espacio, de tal manera que los pedazos que han sido cortados se pongan en las partes menos visibles del lugar.

En lo que respecta a la altura, y dependiendo en donde se encuentren los muebles, se comenzarán a colocar los azulejos enteros en la parte superior o en la parte inferior según mejor convenga, es decir, si el mobiliario se encuentra en la parte de abajo, los azulejos enteros deben ir desde arriba con el fin de que los cortados vayan en la parte inferior que no va a estar a la vista. Al estudiar cómo colocar azulejos hay que tener en cuenta la altura a la que van los interruptores y los enchufes.

Recomendaciones adicionales

El cemento más aconsejado para estos fines es el plástico ya que al ser repartido en cada azulejo facilita la nivelación y mejor adherencia del mismo. Luego con la ayuda de un mazo de madera se van colocando cada cerámica golpeándola hasta que encaje perfectamente. A continuación, se coloca un nivel de burbuja para asegurarse de que ha quedado bien nivelado el espacio en donde se han puesto.

El hecho de saber cómo colocar azulejos requiere además de observar que éstos no tengan defectos en el esmalte porque le va a quitar armonía con el resto de la pared. Para cortar los azulejos se utiliza una máquina cortadora que, a pesar de ser de fácil manipulación, se aconseja sea usada por personas que ya tengan práctica en su manejo. El proceso de cómo colocar azulejos requiere también hacer los agujeros de las tomas de agua, para lo que se utiliza una punta de acero bien afilada y se golpea la cerámica en la parte esmaltada.

El hecho de saber cómo colocar azulejos requiere además de observar que éstos no tengan defectos en el esmalte porque le va a quitar armonía con el resto de la pared. Para cortar los azulejos se utiliza una máquina cortadora que, a pesar de ser de fácil manipulación, se aconseja sea usada por personas que ya tengan práctica en su manejo. El proceso de cómo colocar azulejos requiere también hacer los agujeros de las tomas de agua, para lo que se utiliza una punta de acero bien afilada y se golpea la cerámica en la parte esmaltada.

Catálogo
Configurador
Consejos